Dramaturgo, director de escena y actor son los nombres estandarizados para su trabajo, pero hace tiempo que prefiero definirme como “inventor y ejecutor escénico, cantaor malo y agitador”.

Volviendo a los estándares, soy Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y en Arte Dramático (especialidad de interpretación textual) por la ESAD de Sevilla. Amplié sus estudios en el Laboratorio de Investigación Teatral TNT y con maestros y maestras muy diversos. Como actor, he trabajado con directores como Alfonso Zurro, Pepa Gamboa, Juana Casado, Antonio Álamo. En cine, destaca mi intervención “El mundo es suyo”. He dirigido o hecho la dramaturgia de espectáculos como “Fin de partida”, “Bailes alegres para personas tristes”, “Rosa, metal y ceniza” (Finalista Premios Max), “Los invitados” (Premio de la Crítica Festival de Jerez), “La judía de Toledo”, “La casa ardiendo” o “Si Yo Fuera Madre (pieza para dos actrices con sus bebés y un dramaturgo sin hijos)”. 

Invento y coordino el proyecto Hemos vivido por debajo de nuestras posibilidades.  Trabajo como profesor invitado en el Master del Espectáculo Vivo de la Universidad de Sevilla, escribo para eldiario.es y realizo junto a Javier Berger el podcast de dramaturgia Drama o qué.

Estoy cada vez está más interesado en una forma de entender el teatro como generador de dispositivos de realidad, es decir, máquinas, acciones o palabras que se inserten en la vida y dialoguen con/en ella. Es en este sentido, en el que admito el concepto artes vivas. Mi aspiración es modificar mi propio punto de vista sobre las cosas, ampliar la mirada y, con algo de suerte, tocar a alguien más para que le pase algo parecido. Ésta es una decisión política y, por tanto, irreversible. En esa línea se encuadran mis últimos trabajos y los proyectos con los que ando entretenido: turismointerior, EX.